Casi se quedan sin hogar por la culpa de un abanico

Matamoros; César Peralta: Un corto circuito en un abanico dejó casi en la calle a unos vendedores de elotes al quemarse su casa ubicada en la esquina de las calles 14 y Guerrero en el primer cuadro de la ciudad.

Al lugar arribaron los elementos de bomberos, quienes mitigaron el fuego para evitar que este se expandiera a las viviendas vecinas.

El incendio les consumió una cama, un sillón, ropa y otros utensilios del hogar.

Mario Alberto, Marcelino y Mario Velázquez de 35, 68 y 60 años, respectivamente son los tres eloteros que se quedaron casi chiflando en la loma a causa de un abanico que suponen sea de origen chino.

Y es que aseguran haberlo comprado en la pulga, pero el aparato ni echaba aire, por lo que dudan que les respeten la garantía, porque de esa “porquería” sólo quedo la base.

Dejar respuesta